domingo, 6 de abril de 2014

En torno al natalicio de Vladimir Ilich Ulianov "Lenin" (1870 — 1924)

Lenin fue, Lenin es, Lenin Vivirá

Vladimir Ilich Ulianov, nació el 10 de Abril de 1870 en Simbirsk (hoy en día, Ulyanovsk, Rusia) fue uno de los más importantes líderes del Siglo XX, y sobretodo, de la historia del Movimiento Comunista Internacional.



Hijo de un inspector escolar de la provincia y de una maestra de escuela, comienza a interesarse en la política una vez que muere su padre en 1886, cuando su hermano Alejandro es arrestado y ejecutado por el atentado que costó la vida al Zar Alejandro II, junto a un grupo de conspiradores compuesto por Pakhomy Andreyushkin, Vasili Generalov, Vasili Ospianov, Petr Shvyrev y Bronislaw Pilsudski. Si bien el atentado en cuestión cumplió el objetivo de acabar con el Zar, el joven Vladimir comprendió desde ese momento que el camino del terrorismo individual y los pequeños grupos de conspiradores no era el adecuado para conseguir cambios políticos, razón por la cual comienza a estudiar el marxismo con mayor interés.

Por su excelente desempeño académico, ingresa en 1887 a la Universidad de Kazán, donde debe estudiar por correspondencia al ser fuertemente vigilado por la Policía Secreta del Zar, la Okhrana. En 1892 se gradúa como abogado y comienza a defender a campesinos y obreros en los tribunales.

Luego de ello, se traslada a San Petersburgo, donde entra en contacto con círculos marxistas y se hace partidario de la táctica de realizar agitación entre las masas, producto de lo cual es deportado a Siberia. Mientras tanto, se forma en 1898 el Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (P.O.S.D.R.), al cual declara su adhesión y comienza a realizar la labor teórica de adecuar el marxismo a las condiciones de Rusia. Producto de todo esto, se divide el P.O.S.D.R. entre los mencheviques, partidarios de la democracia burguesa y las reformas, y los bolcheviques, partidarios del Socialismo y la Revolución Obrera y Campesina. Producto de la persecución zarista, Lenin debe exiliarse en Suiza, desde donde no regresaría sino hasta 1917, cuando las fuerzas del Kaiser tenían al Ejército Zarista acorralado a finales de la Primera Guerra Mundial.

Durante su exilio, Lenin se dedicó a organizar a los bolcheviques y a escribir sobre cómo debía implementarse el marxismo tanto en Rusia, donde ocurrió una importante insurrección en 1905, que sin embargo no pudo triunfar, como en los demás países del mundo, lo cual lo llevó a romper con la Segunda Internacional cuando sus Partidos hicieron llamamientos a la clase obrera de sus países para que se unieran a los ejércitos imperialistas de la Primera Guerra Mundial.

Con la derrota de los Zaristas ante Alemania y la caída del Zar Nicolás II en Marzo de 1917, Lenin regresa a Rusia, donde es recibido por su camarada y mano derecha, Stalin, quien se había encargado de hacer cumplir sus instrucciones mientras estuvo en el exilio. Ahí es cuando Lenin comienza a realizar los preparativos finales para el asalto del poder, lo cual ocurriría el 7 de Noviembre de ese año, con el asalto al Palacio de Invierno, tras lo cual ocurre una sangrienta Guerra Civil que culmina en 1922 con la victoria de los Bolcheviques y su recientemente creado Ejército Rojo de Obreros y Campesinos. Durante este conflicto, Lenin sufre un atentado, el cual en último término causaría su muerte el 24 de Enero de 1924.

La vida de Lenin es un ejemplo de consecuencia revolucionaria, genialidad teórica y flexibilidad táctica, un genio de la política que dedicó su vida al proletariado y a la construcción del Socialismo, el cual terminó instalándose en un sexto del mundo para el momento de su muerte.

En un nuevo aniversario del natalicio del Camarada Lenin, los comunistas, desde el Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria), P.C(A.P), honramos su legado y tomamos el estandarte de la Revolución que nos entregó su obra Revolucionaria.


¡GLORIA A LA MEMORIA DEL CAMARADA VLADIMIR LENIN!

Comisión de Formación ideológica Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria)
PC(AP)

No hay comentarios:

Publicar un comentario