martes, 16 de octubre de 2018

[TEXTO] Sobre el Partido Comunista y el Anti-Imperialismo - Ernesto Guevara



El Comandante Ernesto Guevara, gran comunista, destacado dirigente de la Revolución Cubana y consecuente anti-imperialista, fue una figura clave en la defensa de los principios generales del marxismo-leninismo en la segunda mitad del siglo XX; en un período complejo a nivel internacional en la lucha por la liberación de los pueblos.

Su preocupación se basó en cómo levantar una Cuba Popular e independiente, dotada de un Partido Marxista-Leninista, con una clara orientación de clase y línea de masas, que aplique consecuentemente los principios generales del socialismo científico. Pero estas metas tenían detractores tanto en el imperialismo abierto, como en el revisionismo y su degeneración ideológica.

El imperialismo, particularmente el estadounidense, extendía su ola de invasiones y financiamiento a los golpes de Estado y guerras civiles por Asía, África y América Latina. Por otro lado, existía un fuerte campo socialista, pero en retroceso y confusión debido a la deriva revisionista que tomó la Unión Soviética con Nikita Jrushchov y su política de «desestalinización», que no fue más que el ataque a la autoridad del Partido Comunista, provocando intentos contrarrevo-lucionarios armados en el bloque del Este, llevando a la confusión y el reformismo a otrora grandes partidos comunistas en todo el mundo. Junto a ello proclama un postulado deformado de la «coexistencia pacífica» entre el socialismo y el capitalismo, la cual entregó a millones de seres humanos a las esferas de influencia del imperialismo, acabando así con el internacionalismo proletario y la persistente política comunista bajo la dirección bolchevique de Stalin que buscaba hacer tumbar el capitalismo y su dominación en todo el mundo, mediante revoluciones de liberación nacional, democráticas y socialistas.

El Comandante «Che» Guevara notó y criticó duramente el carácter doble de la actitud de la dirigencia soviética, claro, diplomáticamente, pues Cuba recibía un apoyo no menor de la URSS e ir más allá podría costarle caro, como pasó con la República Popular China o Albania Popular.

La concepción de un Partido Marxista-Leninista que explicará el Comandante Guevara, era de un Partido que direcciona la lucha revolucionaria, implacable ante el enemigo imperialista y de clase, esto le llevó a chocar con las políticas revisionistas que planteaban las tesis de «Vía pacífica al socialismo» o las desclasadas y anti-proletarias consignas de «Partido de todo el pueblo–Estado de todo el pueblo», ya aplicadas en la URSS que dormían la vigilancia revolucionaria y propiciaban terreno fértil para la burocracia y la degeneración burguesa.

Ernesto Guevara remarcó que la lucha patriótica de los pueblos por su liberación nacional e independencia es un paso previo y necesario en la lucha de los trabajadores por la Democracia Popular y el Socialismo. Que sin soberanía era imposible que los trabajadores levantaran su propia sociedad y con ello barrer las cadenas de la explotación del hombre por el hombre. Que las relaciones entre los países socialistas deben basarse en el internacionalismo proletario, y que la solidaridad anti-imperialista hacía los pueblos que luchan por su liberación se deben dar sin el cálculo egoísta, apostando que la ayuda va por una causa común, contra un enemigo en común.

A continuación, le entregamos al lector el Prólogo al libro «El Partido Marxista Leninista», publicado por la dirección nacional del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba, el cual explica brevemente la concepción de Partido que Ernesto Guevara sostiene, y sumado a ello, la intervención en el Segundo Seminario de Solidaridad Afroasiática, el 24 de febrero de 1965, participando como observador a nombre de la delegación cubana, como muestra clara de la coherencia y persistencia de un comunista que defendió la verdadera línea internacionalista del movimiento comunista internacional.




1 comentario: